Posts Tagged ‘Coaching ejecutivo’

Alcanzar tus metas

 No es difícil si sabes como hacerlo 

 

 

Marcarse objetivos y cumplirlos puede no resultar sencillo, pese a tener una enorme fuerza de voluntad, pero necesitamos alguna cosa más para llevar a cabo nuestros proyectos. En la actualidad, los investigadores han descrito una serie de técnicas muy efectivas para llegar a buen puerto.

Los psicólogos Edwin Locke y Gary Latham, de las Universidades de Maryland, EE.UU., y Toronto, Canadá, respectivamente, se han especializado en el estudio de como establecer métas y los mecanismos para lograrlas.

Estos investigadores proponen en sus estudios que es más probable conseguir un objetivo si:

  1. La meta representa un reto. Si tenemos el conocimiento y la habilidad necesarios, es más probable que logremos una meta difícil que una fácil.
  2. La meta es específica. Es importante tener una definición clara y precisa de lo que queremos lograr, algo que se pueda medir u observar.
  3. Obtenemos retroalimentación. Es fundamental conocer nuestro progreso, el grado de avance que hemos alcanzado.
  4. Compromiso para lograrlo, y realmente sólo nos comprometemos de verdad si el objetivo es realmente importante para nosotros y si creemos que lo podemos lograr, es decir si consideramos que el objetivo es alcanzable.

Locke enfatiza que lograr metas importantes requiere trabajo, que nos hay atajos y que son nuestros valores y metas las que nos conducen a la acción. Este  psicólogo también comenta que el miedo es uno de los principales obstáculos. Entre ellos se encuentra el miedo al cambio, a equivocarnos… es importante controlar el miedo para que no nos boicotee lo que valoramos.

Una técnica muy efectiva para el logro de metas y objetivos, es la que se conoce con el acrónimo de SMART .

Este acrónimo se forma con las iniciales de las palabras que definen como tiene que ser una buena meta:

Sencilla o pequeña
Medible
Alcanzable
Realista
Tiempo

Por lo tanto, si nos hemos planteado un gran objetivo, es preferible dividirlos en fases más pequeñas. No debemos olvidar evaluar el rendimiento obtenido en cada una de las fases. Además debe ser alcanzable y realista. Cuantificar los logros, concretarlos en el tiempo, y ponerles una fecha límite.

Pocas cosas producen tanta satisfacción como una meta lograda y cumplida.

Rita González

Executive Coach

 

Descubre cómo reinventarte para mejorar tu situación laboral

Todos sabemos que la formación es una necesidad constante. Sin embargo, hay momentos críticos en los que no basta con aprender cosas nuevas. En un entorno sometido a profundos cambios, en lo profesional o en lo personal, quizás ha llegado el momento de “reinventarse”. Del todo.

¿Quieres saber cómo? A continuación te resumimos los puntos esenciales a los que se recomienda prestar mayor atención:

1º Comprende tu mercado

Hay mucha información disponible en Internet y en las librerías sobre “cómo descubrirte a ti mismo”, ya sea con enfoque laboral, personal, o ambos. Sin embargo, el éxito no se basa exclusivamente en el auto-conocimiento. Para encontrar oportunidades, además, tenemos que satisfacer las necesidades y expectativas de los demás, y establecer una comunicación eficaz con ellos: clientes, empresas, socios…

¿Cuáles son esas necesidades y expectativas? ¿Qué demandan las empresas del sector en el que quieres trabajar?

Obtener esa información es fácil, pero requiere investigar y documentarse a fondo:

  • Primero, decide en qué sector de actividad te vas a centrar (normalmente el tuyo, pero quizás quieras cambiar…). Y recuerda el refrán “el que mucho abarca poco aprieta”.
  • Mira qué ofertas de trabajo publican las empresas de ese sector, y fíjate en los perfiles y en los requisitos. No estudies solo las ofertas que encajan con tu perfil actual, porque ese enfoque te ocultará gran parte de la información que te falta. Intenta entender qué necesitan las empresas, desde una perspectiva amplia. Se trata de ver por dónde van sus necesidades; el “cómo encajas tú en ellas”, o “qué tendrás que hacer para encajar” viene después.
  • Busca en Internet los sitios que tengan información sectorial, tanto los enfocados a la empresa como a los trabajadores y usuarios: asociaciones, publicaciones, sindicatos, instituciones, etc.
2º Conócete a fondo y hazte las preguntas adecuadas

La mayoría pensamos que nos conocemos bien a nosotros mismos. Sin embargo, ¿nos hemos tomado el tiempo necesario para ordenar nuestras ideas al respecto?

Pregúntate:

  • Qué quieres hacer
  • Qué sabes hacer mejor
  • Cuáles son tus fortalezas
  • Cuáles son tus debilidades

3º No descuides tu desarrollo personal

Es posible que sepas mucho sobre tu especialidad profesional, y que tengas mucha experiencia, pero recuerda: tu vida profesional está muy condicionada también por tu relación con los demás y por tu actitud.

¿Has descuidado tus habilidades sociales? ¡Refuérzalas!

Si tienes aspiraciones que implican liderar a otros, hablar en público, desenvolverte en situaciones estresantes… ¿estás preparado para hacerlo?

Recuerda que no se trata solo de cómo eres, sino también de cómo te ven los demás.

En una entrevista de trabajo, tu capacidad para comunicarte con el entrevistador y tu actitud pueden tener una importancia decisiva.

4º Recicla tus conocimientos, y adquiere otros nuevos

Si acumulas experiencia, o incluso si eres reconocido y apreciado por tu trabajo, no te confíes. La experiencia es muy importante, pero si no actualizas tus conocimientos, dejará de tener valor. Por otro lado, ser experto en una especialidad que ya no tiene demanda, como sucede cada vez con más frecuencia, sirve de bien poco.

Todos tenemos algo que aprender, y en un contexto laboral como el actual, con frecuentes cambios tecnológicos y un flujo interminable de nueva información, hay que aprender constantemente.

Si has hecho lo necesario en lo relativo a los puntos anteriores, ya habrás descubierto:

  • (a) qué demanda tu mercado
  • (b) qué ofreces (y qué quieres) tú

Plantéate resolver la diferencia entre (a) y (b) a través de la formación.

Sistematiza tus necesidades formativas y elabora un plan. ¡No se puede aprender todo a la vez!

5º Recuerda que “buscar trabajo es un trabajo”

Seguro que has oído esta frase muchas veces. Con frecuencia, se interpreta como una llamada a la “dedicación” y la “autoexigencia”, pero no se trata solo de eso. La búsqueda de empleo requiere usar herramientas, habilidades, métodos, e incluso adquirir conocimientos relacionados con el propio proceso de búsqueda. ¡Es casi un oficio más!

Ante todo:

  • Documenta bien tus habilidades, méritos e historial profesional y académico
  • Cuida tus relaciones públicas, tanto online como offline
  • Saca partido a las redes sociales profesionales
  • “Mima” tu “branding personal”: presta mucha atención a la imagen que das en tus perfiles en redes sociales; si tienes conocimiento que aportar, plantéate escribir un blog
  • Asegúrate de que estás preparado para afrontar con éxito una entrevista de trabajo
  • Aunque tu oficio no sea tecnológico, no descuides tu vinculación con la tecnología. ¡Eres un ciudadano del siglo XXI! Sea cual sea tu especialidad, es muy probable que Internet y las nuevas tecnologías tengan un papel importante en tu búsqueda de empleo
6º Nunca subestimes la importancia del networking

Busca iniciativas de networking en tu entorno, tanto físico como virtual, especialmente si eres un profesional independiente o tienes un negocio.

Conocer personas relacionadas con tu actividad y construir una relación con ellas es una de las maneras más eficaces de generar oportunidades.

7º Evalúa la posibilidad del “autoempleo”

El análisis de tu mercado y de tus propias habilidades y expectativas, quizás te lleven a plantearte la posibilidad de emprender tu propio proyecto. Recuerda que crear un negocio o convertirte en profesional independiente requiere adquirir otrosconocimientos específicos, aparte de los propios de tu actividad.

http://mecenium.com/blog/profesional-empleo/descubre-como-reinventarte-para-mejorar-tu-situacion-laboral/

¿Consigues o trabajas?

Todos – tú también – conocemos la “fórmula del éxito”: “10% inspiración y 90% transpiración”. Es decir, dedica sólo el 10% de tu esfuerzo y actividad a innovar, crear y planificar lo que quieres conseguir y emplea el restante 90% en sudar, o sea, ejecutar.

 

Ejecutivo

El ámbito laboral ha elegido la palabra “ejecutivo” para significar, precisamente, esa función a la que dedicamos la mayor parte de nuestra energía.

Los ejecutivos altos y medios ejecutan, principalmente, a través de la “toma de decisiones”. En esa función su desafío es ampliar el número y la riqueza de opciones disponibles, decidir la más adecuada, comunicarla y asegurar su consecución.

Los contribuidores individuales – los que están en contacto con los clientes externos – son los encargados de ejecutar esas decisiones. Son, también, ejecutivos. Su función de ejecución se refiere a la “realización de las acciones decididas en los niveles de ejecución superiores”.

VACMO (Voy A Conseguir Mi Objetivo)

El mes pasado publiqué (en formato resumido) el proceso de 21 Pasos para establecer Objetivos con propósito (alineados con mi ser y con mi empresa). Disponer de una plataforma sólida y poderosa como VACMO sólo te sirve para cubrir tu “10% de inspiración”, sino que te provee de una palanca potente y eficaz para “Ejecutar”. Así pues ahora te enfrentas al 90% restante: la ejecución.

Una de las formas más frecuentes para medir la eficacia de nuestra ejecución es a través del logro, es decir, los resultados.

¿Consigues o trabajas?

La pregunta encierra una distinción referida a tu actitud, que tal vez quieras clarificar. Como casi todas, esa distinción es sutil y, simultáneamente, reveladora y movilizadora.

Seamos sinceros, aunque sólo sea durante un minuto, y contestemos estas preguntas: ¿Cuántos días del año me despierto con una expresión inequívoca de ilusión porque me espera una jornada de trabajo?, ¿cuántas veces siento aletear mariposas en mi estómago cuando cruzo la puerta de mi oficina, que anuncia el comienzo de una aventura desconocida y emocionante?, ¿cuántos domingos me voy a la cama deseando que la noche pase rápida porque mañana es lunes?, ¿cuántas veces me detengo para saborear, felicitarme y compartir los micrologros que conquisto cada día?

Si tu respuesta es “muy pocas veces” es probable que sólo vayas a tu empresa a trabajar. Sin duda consigues logros. Las personas que trabajan también consiguen resultados. Por eso estás aún en nómina.

Sin embargo la persona que sólo va a trabajar no suele estar muy ilusionada con su trabajo; lo considera como un castigo o, en el mejor de los casos, un inconveniente necesario para poder pagar sus facturas. Vives el trabajo como una obligación. Por eso no es una casualidad que te escuches utilizando la expresión “tengo que ir a trabajar”.

Si la respuesta es “frecuentemente” es muy probable que seas de los pocos que va a la empresa a conseguir.

Las personas que han elegido adoptar esa actitud, viven la experiencia de acudir al trabajo como un desafío voluntario, una aventura en la que van a aparecer oportunidades desconocidas. Enfrentarse a ellas y vencerlas es el juego que les satisface. Reconocer los micrologros diarios que consiguen es el combustible que les anima a repetir mañana. Los eventuales errores, fracasos y obstáculos que aparecen en el juego, no los nombran de esa forma, ni los viven con enfado y fastidio, sino como (bienvenidos) nuevos retos y posibilidades que les ofrecen la oportunidad de crecer.

Recuerda: la actitud es una elección. Tú tienes el poder de elegir la actitud con la que deseas vivir tu vida.

Muchas personas lo olvidan y, por ello, ni si quiera se plantean la posibilidad de que existan varias opciones. No se consideran libres, porque sólo hay libertad cuando dispones de opciones entre las que elegir.

Los resultados

Son completamente diferentes.

La actitud define el rango de comportamientos (acciones) y emociones asociadas que pones en juego. Y estos determinan los resultados que puedes conseguir. Las actitudes, por tanto, condicionan el tipo de resultados que podrás conseguir. Así que elige cuidadosamente la actitud más adecuada a lo que quieres conseguir.

Acción recomendada

Párate. Desconecta tu mente de lo que estás haciendo y reduce el ruido de fondo.
Sitúate en el contexto real. Recuerda que la mayor parte de tu vida transcurre en tu oficina. Así que el renglón que sigue puede ser importante para ti.
Pregúntate: ¿quiero ir a la oficina a conseguir o a trabajar?
Visiona. Imagina cómo será tu vida en cada una de esas dos opciones.
Reflexiona. Compara los beneficios e inconvenientes de cada opción.
Pide ayuda. Conversa, contrasta, argumenta y discute con otros para incrementar tu nivel de claridad.
Decide. Elige la actitud con la que vas a vivir en este ámbito (laboral y profesional).
Ejecuta. Vive, compórtate coherentemente con la actitud elegida.
Vuelve a pedir ayuda. Cambiar es completamente posible y, frecuentemente, difícil. Buscar apoyo para garantizar que consigues hacer realidad tu elección.
Celebra. Reconoce y felicítate por cada uno de los micrologros que consigues. Son tuyos. Elige ser generoso, aunque sólo sea contigo mismo.

“El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos horizontes sino en observarlos con una mirada renovada.” — Marcel Proust

http://www.rrhhmagazine.com/articulos.asp?id=821

Practicar el consenso con el método de la triple A

La psicóloga Susan Heitler, en su libro “Del conflicto a la solución” nos propone el método de la triple A para solucionar nuestras discrepancias.

 

 


Se trata primero de Asentir, reconocer los argumentos del otro; para después Aumentar, añadir detalles a favor de la opinión de la otra persona. Finalmente trataríamos de Agregar, introducir nuestro punto de vista evitando palabras del estilo “pero” o “sin embargo”.

 

Practicar esta habilidad nos ayuda a mostrarnos en disposición de coopera y consensuar las soluciones.

 

Rita González

 

Executive & Personal Coach

Una magistral lección de Caoching en “El Discurso del Rey”

“El Discurso del Rey”, una historia que merece la pena ser analizada desde la óptica del Coaching

La película, El Discurso del Rey, trata sobre el angustioso tartamudeo del Rey de Inglaterra, Jorge VI, y en ella se pueden encontrar múltiples consejos y apreciaciones sobre el desarrollo personal, la superación, el esfuerzo y sobre todo varias técnicas de coaching aplicadas por un humilde terapeuta.
    La película, gran triunfadora de los Oscar 2011, presenta cuestiones como la frustración que puede condicionar negativamente la existencia personal y que se supera con esfuerzo,  amistad, responsabilidad y confianza.
    En realidad, las carreras profesionales están llenas de bloqueos, aprendizajes, retos, caídas, superaciones y vuelta a empezar. La película es un gran ejemplo de como se puede aprender y ejercitar la habilidad de hablar en público, superar el miedo escénico, enfrentarse a la audiencia, utilizar un micrófono y en general dominar el arte de la comunicación.
    Toda la película se convierte en una aplicación práctica del modelo coaching. Se trata de un emocionante ejemplo de cómo gestionar y trabajar en habilidades como la claridad, el consenso, el compromiso y el autocontrol. El principal objetivo es que desaparezca el tartamudeo del monarca en público y pueda vencer sus miedos de la infancia y servir a su nación en unos momentos clave para la época.
    En el film podemos ver, en diferentes momentos, dinámicas que se manifiestan en los procesos de coaching:
    • El coachee es tratado como un auténtico otro, como una persona completa, con sus historias, sus dolores, sus deseos, sus creencias y sus prácticas.
    • La etapa de acuerdos, de establecer reglas de juego.
    • La indagación de las inquietudes, los modelos mentales, el entorno.
    • La confidencialidad de las conversaciones que ocurren en la relación.
    • La toma de conciencia de la situación, de las creencias, de las historias, del contexto.
    • Las prácticas recursivas para el aprendizaje de nuevas maneras de actuar.
    • El respeto mutuo.
    • El desafío respetuoso para atravesar situaciones.
    • El reconocimiento por los logros.
    • La presencia, el estar al servicio del otro.
    • La coordinación de acciones con otros.
    • El impacto sistémico en el entorno y la posibilidad de la transformación coherente.
    • La toma de conciencia de lo obvio, el poder de la palabra, del discurso, la relación sistémica coherente de las conversaciones y las emociones, ocurriendo todo eso en la corporalidad.
    Te invito a que analices la película desde esta perspectiva y aportes tus comentarios.
    Rita González
    Executive Coach

Principios para triunfar en tiempos impredecibles

POR FRANKLINCOVEY

 

Si hay algo seguro y cierto en los negocios es la incertidumbre. La mayoría de las organizaciones puede obtener resultados predecibles en un entorno predecible. Pero existen organizaciones que consistentemente se desempeñan con excelencia, aún en los tiempos más impredecibles, tales como los que estamos experimentando hoy día. Estas organizaciones no sólo sobreviven durante los tiempos difíciles, sino que prosperan y aventajan a sus competidores.

 

En mi libro, Predictable Results in Unpredictable Times (Resultados predecibles en tiempos impredecibles), escrito conjuntamente con Bob Whitman, el CEO de FranklinCovey, hemos identificado cuatro peligros que crean problemas en las organizaciones durante tiempos impredecibles. Estos cuatro peligros son:

 

1.- Fracaso en la ejecución: Una organización define su estrategia, ¿pero acaso puede ejecutarla? Y lo que es más ¿la llegará a ejecutar? Algunas personas podrán entender la estrategia y estarán produciendo en ese sentido. Otras personas no lo hacen, y probablemente nunca lo harán. Y están las demás personas de la organización, la gran población intermedia, ¿qué tanto más podrían contribuir a la empresa si tan sólo supieran hacerlo?

 

2.- Crisis de confianza: Los niveles de confianza están en su punto más bajo en toda la historia. Los mercados de valores se desploman debido a la enorme crisis de confianza. Demasiadas personas ven que han sido traicionados y son escépticos. Como resultado, todos se vuelven más lentos y todo se vuelve más lento.

 

3.- Pérdida del enfoque: Muchas organizaciones están trabajando con menos recursos, menos empleados y menos dinero, lo cual crea confusión. Las personas intentan hacer dos o tres trabajos al mismo tiempo; las horas de trabajo aumentan. Una persona haciendo dos trabajos tiene la mitad del enfoque que una persona haciendo un solo trabajo, y la mitad de la probabilidad de hacer ambos trabajos bien.

4.- Miedo omnipresente: La recesión económica causa recesión psicológica. Las personas tienen miedo de perder sus empleos, sus ahorros y hasta sus hogares. Y eso le cuesta a la empresa; justo cuando se necesita que las personas se enfoquen y se comprometan, éstas se desenfocan y se desconectan.

 

Estas condiciones existen en grados variables dependiendo de la economía de la región y de las condiciones del mercado. Sin embargo, al observar estos peligros usted descubrirá que son comunes, a nivel medular, a la mayoría de las organizaciones. Ciertamente las grandes organizaciones están conscientes de estos peligros y trabajan para minimizar o eliminarlos, y eso es lo que las hace empresas triunfadoras.

FranklinCovey ha estudiado a la fecha las disciplinas de equipo de más de 300,000 personas en 17,000 unidades de trabajo en 1,100 organizaciones, para ver qué funciona y qué no en las organizaciones, tanto del sector público como del privado. La data obtenida aportó la investigación para el libro Resultados predecibles en tiempos impredecibles. Así que, ¿cuáles revelaciones descubrimos? ¿Cuáles son los factores que realmente crean una empresa triunfadora? ¿Cómo pueden obtener resultados predecibles aún en tiempos impredecibles?.

 

Aquí están los cuatro principios clave que encontramos:

1.- Ejecutar con excelencia las prioridades: Las empresas triunfadoras tienen “metas simples”. Revisan estas metas con frecuencia, establecen objetivos claros, y tienen un fuerte y bien establecido proceso de seguimiento, que incluye mediciones claras y comprobación de resultados. Todos los miembros del equipo conocen las metas y su rol en el proceso de alcanzarlas. También se les hace responsables y deben rendir cuentas en la obtención de los resultados.

2.- Moverse con la velocidad de la confianza: La confianza baja hace que el trabajo sea más lento y que se aumenten los costos. Es por ello que la economía, sus clientes y su flujo de caja se vuelven más lentos en tiempos difíciles. Cuando los niveles de confianza suben, sin embargo, todo se acelera y los costos bajan. Las empresas triunfadoras son capaces de actuar rápidamente; son capaces de seguir el paso de los cambios rápidos en sus mercados o entornos económicos. Y actúan de forma tal que aumentan los niveles de confianza, lo que acelera las cosas.

3.- Lograr más con menos: Todo el mundo está tratando de hacer más con menos, pero la verdadera pregunta es “¿Más de qué?”. Las empresas triunfadoras se enfocan en lo que sus clientes quieren y en crear valor en torno a ello. No sólo están haciendo recortes, sino que están simplificando y reduciendo las complejidades que los clientes no valoran.

4.- Transformar el miedo en compromiso: Cuando los tiempos son difíciles, se implanta una recesión psicológica también. Las personas están temerosas o desesperanzadas porque sienten que no tienen control sobre lo que les está sucediendo. Las empresas triunfadoras ayudan a las personas a vencer la desesperanza y a enfocarse en lo que ellos si pueden hacer. Mucho del miedo es causado por una dirección poco clara, y por falta de un propósito con sentido. Pero cuando las personas tienen una misión clara y poderosa en la cual creer, pueden liberarse del miedo y transformar sus ansiedades en energía que produce resultados.

 

Mientras que ningún líder puede predecir qué va a suceder ni controlar las condiciones del mercado, si pueden apoyarse en estos principios inmutables. Existe un proceso probado para la ejecución y la obtención de resultados, en tiempos buenos y en tiempos malos. Usted puede triunfar en tiempos impredecibles y es ahí donde las empresas u organizaciones triunfadoras se diferencian.

 

El Dr. Stephen R. Covey es fundador y vice-presidente de FranklinCovey, y autor del best-seller internacional Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas.

 

 

La importancia del saludo

 

Cuentan una historia…

que un hombre trabajaba en una planta empacadora de carne en Noruega.

Un día terminando su horario de trabajo, fue a uno de los refrigeradores para inspeccionar algo; se cerró la puerta con el seguro y se quedó atrapado dentro del refrigerador. Golpeó fuertemente la puerta y empezó a gritar, pero nadie lo escuchaba. La mayoría de los trabajadores se habían ido a sus casas, y era casi imposible escucharlo por el grosor que tenía esa puerta. Llevaba cinco horas en el refrigerador al borde de la muerte.

De repente se abrió la puerta. El guardia de seguridad entro y lo rescató.

Después de esto, le preguntaron al guardia ¿a qué se debe que se le ocurrió abrir ésa puerta sino es parte de su rutina de trabajo?

Él explicó: llevo trabajando en ésta empresa 35 años; cientos de trabajadores entran a la planta cada día, pero él es el único que me saluda en la mañana y se despide de mi en las tardes. El resto de los trabajadores me tratan como si fuera invisible.

Hoy me dijo “hola” a la entrada, pero nunca escuché -“hasta mañana”- Yo espero por ese hola, buenos días, y ése chao o hasta mañana -cada día. Sabiendo que todavía no se había despedido de mí, pensé que debía estar en algún lugar del edificio, por lo que lo busqué y lo encontré”. (Autor desconocido)

Esta historia me la ha enviado mi compañero Andrés Brito y él,  además  añade:

Esto es la Belleza del Saludo! y tomar en cuenta a todas las personas por igual! Todos somos importantes, trata a los demás con respeto y marcaras la diferencia!    

Rita González

Executive Coach

 

 

Gestionar el cambio a través del lenguaje: el poder de la palabra

 

El lenguaje nunca es inocente, no importa en qué lengua se utilice. No solo hablamos según somos, también somos según hablamos.  El lenguaje es un generador de ser y es la herramienta que utilizamos para conseguir nuestros objetivos -Jorge Salinas-.
 

 

Una palabra irresponsable: puede encender  discordia.

Una palabra cruel: puede arruinar una vida.

Una palabra de resentimiento: puede causar odio.

Una palabra brutal: puede herir o matar.

Una palabra amable: puede suavizar las cosas.

Una palabra alegre: puede iluminar el día.

Una palabra oportuna: puede aliviar la carga.

Una palabra de amor: puede curar y dar felicidad.

¡Las palabras cobran vida! ¡Bendicen o maldicen, alientan o abaten, salvan o condenan!

Gracias a las palabras podemos percibir las diferencias, los contrastes y nos permiten acercarnos al  mundo. Con ellas podemos crear mundos reales e imaginarios. Son puente y camino para conocer y reconocer al ser próximo, descubrir sus diferentes matices, su  humanidad y, cómo no, son también el vehículo para poder llegar a nosotros mismos.

Con la palabra podemos hacer nuestra alquimia interior: aliviar dolores, lidiar con nuestras dudas, rabias, sanar heridas, convencer miedos, observar otras perspectivas, desahogarnos de nuestras esclavitudes interiores y exteriores; en una palabra liberar y liberarnos – Alex Rovira-.

Las palabras que utilizamos tienen un poder incalculable. Las podemos utilizar en nuestro beneficio o pueden hacernos mucho daño. De ti depende.

Desde esta perspectiva conviene que estés muy atento a tu lenguaje para eliminar los hábitos negativos y sustituirlos por otros más efectivos.

Las palabras nos permiten dar un giro a nuestra vida profesional  y personal hacia el éxito. Cuando te escuches realizando afirmaciones del tipo “Se me da bastante mal gestionar a mi equipo”  “las reuniones con mi jefe son insufribles”, date un tironcillo de orejas  y dale un cambio a tus palabras; utiliza la forma verbal pretérito imperfecto.

“Se me daba bastante mal  gestionar a mi equipo” o “las reuniones con mi jefe eran insufribles”. El simple hecho de “desplazar” al pasado esas debilidades, abre de par en par las puertas al cambio. Ahora es posible.

Sin embargo cuando quieras resaltar tus puntos fuertes debes utilizar el presente de indicativo, incluso para esas fortalezas en proceso de cambio. El uso del presente tiene el efecto positivo de alentarte en tu esfuerzo de cambio

El cambio y el desarrollo profesional y personal es responsabilidad nuestra, sólo necesitas salir de la zona de confort.

El lenguaje puede ser un gran vehículo de cambio.

Te invito a que lo pruebes,  te sorprenderás.

Rita González

Executive Coach

Gestión Eficaz de la Comunicación Interna en la Empresa


Dirigido a:

  • Directivos y Mandos Intermedios de cualquier nivel.

Objetivos:

  • Analizar los canales más eficaces para la comunicación interna en la empresa.
  • Cómo aplicar la comunicación a la mejora del rendimiento y la productividad.
  • Aprender a establecer los recursos, organización, sinergias y estructuras necesarias para la gestión eficaz de la comunicación interna en la empresa.

Duración:  8 Horas

Programa:

LA COMUNICACIÓN EN LA EMPRESA

  • Tipos de comunicación interna en la empresa.
  • Los flujos de comunicación.
  • Barreras de la comunicación.
  • Pautas para mejorar la comunicación.
  • Herramientas de comunicación interna en la empresa.
  • Plan de comunicación interna.
IMPLANTACIÓN ESTRATÉGICA DEL SISTEMA DE COMUNICACIÓN INTERNA.
  • Objetivos.
  • Pasos para la implantación del plan de comunicación interna.
REUNIONES DEPARTAMENTALES.
EVALUACIÓN DE LA EFICACIA DE LA COMUNICACIÓN INTERNA.
  • Técnicas e instrumentos para medir la efectividad de la comunicación interna en la empresa.
  • La auditoria como estrategia de comunicación interna en la empresa.
  • ¿Por qué fracasan los planes de comunicación?
  • El éxito del programa de comunicación interna.
LA INTRANET CORPORATIVA.
DIMENSIÓN EMOCIONAL DE LA COMUNICACIÓN INTERNA: GESTIÓN DE LA MOTIVACIÓN.
PROGRAMAS Y ACCIONES DE COMUNICACIÓN INTERNA:
  • Plan de acogida a nuevos empleados.
  • Formación motivacional.
  • Eventos internos.

Si estas interesado en el curso,  consulta  fechas de matriculación