Cómo escuchar con naturalidad

“Si desea usted conocer algo acerca de una persona, simplemente vaya y pregúntele … puede que se lo diga” George Kelly

 

 

George Kelly creía que aunque el mundo  era algo real y no un producto de nuestra imaginación, cada persona está intentando encontrarle sentido, y consiguiéndolo sólo en parte. Todos nosotros estamos constantemente construyendo nuestra propia concepción del mundo y existe una variedad infinita de teorías y percepciones. A estas teorías las podemos llamar concepciones personales, y se trata de nuestro mapa personal, es decir, nuestra forma única e individual de comprender el mundo. Bien es cierto, que tenemos puntos en común  con otros, pero sólo nos comunicamos correctamente cuando tenemos una cierta idea de su sistema de valores y del nuestro propio.

Saber escuchar con naturalidad es saber escuchar ingenuamente. Esto implica lo siguiente:

  • Creer que lo que la otra persona dice es cierto para él o ella;y
  • Dejar nuestra propia concepción del mundo es suspenso, con objeto de poder comprender la concepción personal de la otra persona.

A la mayoría de nosotros nos resulta esto muy difícil. Cuando escuchamos a otros, solemos traducir de forma interna lo que están diciendo para ver hasta qué punto se acopla o adapta a nuestras propias ideas. A veces nuestras ideas, prejuicios y supuestos interfieren de tal forma que, cuando deberíamos estar escuchando, en realidad estamos pensando “¿Por qué me está contando esto? o “Ya estamos otra vez dándonos bombo”. El resultado es que apenas escuchamos lo que se nos dice.

Para resolver este problema, puede resultar muy útil, convertirse, al menos durante un rato, en un oyente ingenuo.

Rita González

Executive Coach

Tags: , ,

Comments are closed.